14.8.08

Mundo melhor em Cancún

ADENDA (*)


















... se os bispos meexicanos forem ouvidos.

Pensando na Drª Manuela Ferreira Leite:
«El pudor es reservar para el ser amado esos incentivos sensitivos y placenteros que llevan a tener hijos.»

Quando a esperança vinha da chuva:
«Antaño las jóvenes mexicanas llevaban faldas largas y que los varones sólo alcanzaban atisbar sus piernas cuando llovía.»

E uns tantos conselhos a não esquecer:
«La Iglesia recomendó a las mujeres no usar "ropa provocativa", cuidar "miradas y gestos", no permanecer a solas con un hombre, "aunque sea conocido", no admitir "pláticas o chistes picantes", no permitir familiaridades del sexo masculino y pedir ayuda cuando se sospeche de una "mala intención".»

(*) Ler sobre o mesmo assunto.